Demandan al dueño del campo donde un trabajador falleció en un pozo

Demandan al dueño del campo donde un trabajador falleció en un pozo

Tras conocerse la noticia en la que un hombre perdió la vida en el pozo de un campo mientras se encontraba realizando su actividad laboral, se confirmó que la familia demandará al dueño del mismo.

Lo anunció a FM DE LA COSTA Rodrigo Aurrecochea, abogado defensor, ya conocido por su experiencia en casos de responsabilidad civil y penal.

Aurrecochea representa oficialmente a Nora Esther Curuhil y a sus tres hijas, quienes padecieron el fallecimiento de Carlos Viola, de 45 años.

Ante el medio radial, el abogado relató que «el hecho ocurrió el 30 de noviembre, alrededor de las 17 horas, en un campo de cercanía a Carmen de Patagones, casi a 60 kilómetros aproximadamente, en donde se encontraba prestando su tarea habitual. Hace dos meses estaba trabajando en ese campo. Lamentablemente, tuvo que hacer una actividad, encomendada por el empleador, no teniendo las medidas preventivas y no encontrándose registrado laboralmente».

En ese sentido, precisó que «le encomendaron que tenía que hacer un trabajo, bajó con un grupo electrógeno que a su vez estaba en la parte superior, con un alargue. Bajó a hacer el trabajo que le habían solicitado. Supuestamente, la familia me contó que debía soldar. Al bajar, se produjo el lamentable hecho de que le agarre electricidad en las manos y, con respecto a eso, cae al vacío y se produce la asfixia, ya que no se encontraba con una persona que pudiera socorrerlo de manera inmediata».

Declaró asimismo que «cualquier trabajador tiene que estar registrado como corresponde y bajo la ley pertinente. En segundo lugar, para hacer las tareas que requiere algo preciso como es el caso, se debe tener el equipamiento para dar con el mismo de manera eficaz, como un arnés, o que una persona, como sucedió, lo pueda subir o elevar».

«Un accidente es cuando vos tomás todas las medidas preventivas y se produce. En este caso, hubo una omisión clara y efectiva de no haber prevenido este hecho», opinó el abogado.

Contó inclusive que Viola «trabajaba desde hace dos meses en el lugar, de lunes a viernes. Fue un día en el que le tocaba como el resto. Carlos Viola, quien tenía 45 años».

«Tenemos que hacer justicia, acá hay responsabilidades penales y civiles que vamos a hacer valer. Tenemos que terminar con estos malos precedentes. Eso no puede suceder. Tenemos que cumplir la ley, y es para todos», expresó Aurrecochea.

Compartir