Escuela de arte: «Un alumno tenía que ir con ropa de montaña por el frío que hacía»

Escuela de arte: «Un alumno tenía que ir con ropa de montaña por el frío que hacía»

La falta de calefacción en la escuela de arte «Alcides Biagetti» viene siendo un verdadero problema desde el 2018 hasta aquí. En numerosas ocasiones se habló de la posibilidad de concretar las obras necesarias para que la institución cuente con el gas, pero nunca se llegaba a una solución definitiva.

Finalmente todo parece indicar que en los próximos días, los trabajos estarían terminados -tras un encuentro que mantuvo el intendente Ricardo Marino con proveedores e ingeniero de obra-, y sólo restaría que la empresa Camuzzi haga la conexión de gas.

Sin embargo, hay un largo recorrido sobre aquellos que debían rebuscárselas para no pasar frío en época invernal. En este año, las bajas temperaturas se adelantaron -demasiado- y desde casi principios de mayo, ya hay registros que no superan los 12°C de máxima en días de clases.

A día de hoy, las clases en la escuela de arte debieron ser nuevamente suspendidas debido al intenso clima que hace que la permanencia en las aulas sea realmente insoportable, y será así hasta tanto no haya calefacción.

En diálogo con FM DE LA COSTA, el vicepresidente del Consejo Escolar de Patagones, Darío Ricca (quien participó de la reunión entre las partes), relató cómo es la situación que padecen quienes asisten al establecimiento y, en ese marco, describió un crudo testimonio de cómo se las debió rebuscar un estudiante para no pasar frío.

En ese sentido, comentó que «en principio, la escuela no puede tener clases por el propio frío que hay en el interior del edificio, debido a las enfermedades que está generando en alumnos, personal docente y auxiliares. Ayer, uno de los alumnos comentaba que iba a clases con ropa que se había comprado para un viaje que hizo a Bariloche, es decir, ropa de montaña».

«Es descabellado, además tenemos el problema de que la Escuela de Arte es una institución formadora de personal docente, y tenemos que darle las condiciones a cualquier tipo de escuela, pero más aún a aquella que está formando a, valga la redundancia, los formadores de las próximas generaciones. ¿Cómo hacés para tocar el violín con ropa de montaña? Es imposible», completó Ricca.

Compartir