Empleados del ENACOM de Viedma siguen sin poder ingresar a sus lugares de trabajo

Empleados del ENACOM de Viedma siguen sin poder ingresar a sus lugares de trabajo

Empleados pertenecientes al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) de Viedma siguen sin poder ingresar a sus lugares de trabajo, después de que la semana pasada se decidiera el cierre de sus oficinas.

En Viedma, los trabajadores asistieron pero la Policía Federal les impidió entrar. Por tal motivo, decidieron labrar un acta.

En diálogo con FM de la Costa, Valeria Gilardi, empleada del ENACOM en Viedma, relató que «el miércoles cerca de las 19.30, recibimos extraoficialmente entre los compañeros de las distintas delegaciones, una resolución sobre el cierre de todas las delegaciones de la Argentina, con lo cual procedimos a comunicarnos entre nosotros para ver si alguien sabía algo».

En ese marco, precisó que «ese día cerré la delegación a las 19.50, y al otro día nos encontramos con la Policía Federal en la puerta, impidiéndonos el ingreso a la misma oficina y tampoco permitiéndonos retirar nuestras cosas. No habíamos sido notificados de ninguna forma. Hoy fuimos a trabajar como normalmente lo hacemos, y al ingreso estaban los federales».

Mencionó que «designaron una lista desde el gobierno nacional a dos empleados que harán el inventariado de los muebles y de las cosas que hay en las oficinas para terminar de desmantelar las delegaciones. Somos cerca de 290 empleados en todo el país, y somos fundamentales. ENACOM Viedma tiene ocho empleados, y la mayoría estamos desde hace más de 17 años».

Sobre lo ocurrido hoy, detalló que «nos presentamos todos en la puerta de la oficina y labramos un acta, en donde pedimos el nombre del oficial a cargo que no nos dejaba ingresar, en donde se dice específicamente que los empleados, con nombre y apellido, eran impedidos a realizar su tarea. Lo único que nos llegó fue algo extraoficialmente de una resolución del gobierno, ni siquiera estaba firmada por los interventores».

Repudio, pedido y proyecto

El bloque Vamos con Todos expresó su más enérgico repudio tanto al cierre de las Delegaciones como a los despidos de trabajadores y trabajadoras del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) por implicar «un retroceso en las políticas públicas del Estado Nacional y vulnerar derechos constitucionales». Además reclamó al Poder Ejecutivo Nacional, a través de la Jefatura de Gabinete de Ministros, que revea esa decisión y reincorpore al personal en situación de despido.

El Ente Nacional de Comunicaciones es un órgano público descentralizado, creado en 2016 que se encarga del cumplimiento de la ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual y de la ley 27.078 Argentina Digital, ley de Telecomunicaciones. Su objetivo principal es conducir el proceso de convergencia tecnológica y crear condiciones estables de mercado para garantizar el acceso de todos los argentinos y argentinas a los servicios de internet, telefonía fija y móvil, postales y televisión, en especial a los que viven en zonas rurales, extremas y de bajos ingresos.

El gobierno nacional dispuso, a partir del 1 abril, el cierre de las delegaciones provinciales del ENACOM. Esta medida se oficializó el miércoles 27 de marzo a través de la Resolución 7/2024 publicada en el Boletín Oficial.

Asimismo, estableció un periodo de transición de 60 días en lo que habrá un “reordenamiento” de tareas y funciones del personal de cada una de las delegaciones afectadas por la decisión administrativa. Con estos hechos el presidente Javier Milei prepara un decreto para que el Estado no interfiera en los precios de Internet, cable y celulares.

“Se sigue imponiendo el plan Motosierra en todo el Estado nacional. La medida implica el despido de más de 300 trabajadores y trabajadoras que al llegar hoy a las oficinas se encontraron con móviles policiales en el frente de las instalaciones impidiendo el ingreso a sus lugares habituales de trabajo”, sostuvo el presidente de la bancada, José Luis Berros.

“La escena se repite en diferentes organismos públicos como ANSES, el Servicio Meteorológico Nacional, la Agencia Nacional de Vialidad, la Secretaría de Trabajo, la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis) como en otras dependencias estatales, con la consecuente parálisis de algunas áreas y sin poder operar, lo que representa un perjuicio para los ciudadanos y las ciudadanas argentinas”, concluyeron los legisladores que presentaron sendos proyectos de Comunicación y Declaración en rechazo a esta decisión.

Por otro lado, el Bloque de Legisladores del Partido Justicialista-Nuevo Encuentro (PJ-NE), presentó un proyecto de Comunicación destinado a proteger los puestos de trabajo de los 15 empleados y empleadas que se desempeñan en las delegaciones de San Carlos de Bariloche y Viedma, y a evitar el cierre de las delegaciones del ENACOM.

La iniciativa, que manifiesta al Poder Ejecutivo Nacional el rechazo a las medidas tomadas, busca garantizar la estabilidad laboral de estos trabajadores que se encuentran en una situación de incertidumbre debido a la disolución de la dependencia en la cual desarrollan sus tareas. Asimismo, se busca evitar el cierre de las delegaciones del ENACOM en la provincia, con el objetivo de mantener los servicios y la presencia del organismo en la región.

Este organismo nacional desempeña un papel fundamental en la regulación y promoción de las comunicaciones en Argentina, asegurando el acceso equitativo a servicios como internet, telefonía fija y móvil, radio, postales y televisión. “Por lo tanto, es imperativo proteger a los trabajadores que contribuyen al cumplimiento de estos objetivos en la provincia de Río Negro y mantener las delegaciones abiertas para el beneficio de la comunidad”, sostiene el proyecto.

En este contexto, el Bloque llama a la reflexión sobre las consecuencias sociales y laborales de las medidas adoptadas a nivel nacional y reafirma su compromiso con la defensa de los derechos de los trabajadores y la continuidad de los servicios del ENACOM en la región.

Por otra parte, pero en el mismo sentido, la bancada PJ-NE repudia todos los cierres de organismos y despidos de trabajadores y trabajadoras, enmarcados “en esta masacre que lleva adelante el Gobierno Nacional, amparándose en la utopía de reconstruir el Estado y terminar con una supuesta casta”.

Compartir