El abogado de Isaías Barrera señaló que «fue legítima defensa porque sino lo mataban a él»

El abogado de Isaías Barrera señaló que «fue legítima defensa porque sino lo mataban a él»

Damián Torres, abogado defensor de Isaías Barrera (el hombre acusado por el crimen de Yamil Nahuelcheo Paredes), dialogó con FM DE LA COSTA y se refirió a los avances en la causa, asegurando que bajo su consideración, el hecho habría ocurrido en el marco de «legítima defensa».

Al respecto, Torres mencionó que «nos estamos encontrando con que Nahuelcheo le había robado a la madre de Barrera junto con sus amigos, y en el momento de ir a recriminarle, quieren agredirlo, y cuando va a sacar el arma, ahí es cuando Barrera reacciona. La situación era completamente distinta».

Declaró que «no sólo que hay testigos de cómo han contado cómo era la secuencia, sino que inclusive hay actas de procedimiento en donde se establece que en el lugar se encontraron vainas calibre 32, que sería la de Barrera, pero también calibre 22, que eran las que tenía el menor de edad. Esto lo confirman testigos y también estas actas».

Inclusive, Torres indicó que «en las últimas horas declaró un menor de edad dentro de la causa, amigo de Nahuelcheo, en donde si bien intenta defender a su amigo, nos da elementos que nos lleva a pensar diciendo que en el barrio te ofrecen armas y balas para hacer esto».

Aportó que «entre toda esta información nueva que hay, que se va demostrando que no fue lo que dijeron inicialmente, e incluso ante esta situación de inseguridad que corría el propio Barrera, fue todo eso el motivo para pedir la prisión domiciliaria».

En otro orden, Torres también confirmó que «Coco» Nahuelcheo «era pariente con uno de los testigos que declara a favor de él».

Por último, indicó que «estamos convencidos de que esto fue en legítima defensa, y lo trabajaremos por ahí. Creo que la Fiscalía, de alguna manera, verá todo esto, el contexto y cada uno de los integrantes. Espero que esté cercano a la realidad social de las cosas, y sino, tendremos que ir a un juicio por jurado para que la gente defina».

Completó diciendo que «nadie justifica la pérdida de una persona desde el punto de vista moral, pero desde el jurídico, hablamos de que si no se defendía, lo mataban a él».

Compartir