Tellería: «Balcarce es un pobre pibe»

Tellería: «Balcarce es un pobre pibe»

El ex secretario de Hacienda de Patagones, Ricardo Tellería, respondió a las críticas que realizó el nuevo titular de esa área, Franco Balcarce -durante la gestión de Ricardo Marino-.

Lo hizo en diálogo con FM DE LA COSTA. Vale recordar que Balcarce había mencionado que «cuando Tellería dijo que dejaban las cuentas ordenadas, en parte le creí, pero nos encontramos con alguna que otra realidad, con algunas deudas que no afrontaron y que tenemos que ver cómo hacemos para pagarlas» (VER APARTE).

Al contestar esto, Tellería opinó: «Sinceramente, tiene desperdicio, es un pobre pibe. Me han dicho que había hecho algunas declaraciones. Cuando él se ubique un poco mejor, porque es joven… Le advertí sobre varias situaciones. Lo que dijo, en realidad, tiene que ver en lo que está diciendo con algunas áreas».

En ese marco, explicó que «en Salud, queda en el corriente, es normal. Cuando perdimos las elecciones, automáticamente, mandé a todas las áreas a generar todas las órdenes de compra posible, y en la medida que los laboratorios o los proveedores nos pudieran facturar, generar todas las certificaciones para poderlos pagar. Estuvimos pagando hasta aproximadamente el 5 de diciembre».

Mencionó además al área de Servicios, que anteriormente conducía Alberto Castillo: «Le quedaron en una deuda corriente -a través de proveedores-. Es un área que tiene un movimiento diario infernal. A Castillo le quedaron tres proveedores, y la deuda ronda aproximadamente los 15 millones, entre ellos, por artículos de ferretería, lubricantes, iluminación, etcétera».

«Es casi minucia. Hablamos de un presupuesto de más de 7 mil millones de pesos. No existe esto. Los chicos están en otra galaxia, en otra dimensión. Están para atender un jardín», consideró Tellería.

Finalizó diciendo que «entiendo que tienen que hacer su juego. A todas las áreas las encontraron bastantes descompensadas. Balcarce tiene cero argumentos y no tiene nada para decir. Ellos tienen que pensar cómo le ponen norte a su barco».

Compartir