La explicación de la renuncia de Fabiola Acosta al Concejo: «No tenemos las condiciones apropiadas»

La explicación de la renuncia de Fabiola Acosta al Concejo: «No tenemos las condiciones apropiadas»

La ex concejal de Unión por la Patria, Fabiola Acosta, explicó ante FM DE LA COSTA cuáles fueron los motivos de su renuncia a la banca del Concejo Deliberante, la cual se conoció ayer en la sesión extraordinaria que llevó adelante el organismo en Pradere.

Frente a los micrófonos del medio radial, Acosta precisó que «los motivos vienen evaluándose desde hace un tiempo. En varias oportunidades hemos hablado de las imposibilidades que tenemos los concejales que vivimos en el interior para trasladarnos a la ciudad cabecera de Patagones. En lo económico, todo se ha encarecido».

Aseguró que «una de las cosas de las cuales soy crítica es del centralismo que tiene Patagones para todas estas cuestiones, que de alguna manera evitan la participación de las personas que somos del interior. Básicamente es eso: en este tiempo, no hemos tenido las condiciones laborales. Ir al Concejo es un trabajo, no es algo que uno lo hace por hobbie o por deporte. Te demanda mucho tiempo, esfuerzo, estudio y un montón de uno».

«Los concejales del interior no tenemos las condiciones apropiadas como para desempeñar nuestra función. Tenemos que venir a Patagones los miércoles, que sesiona cada 15 días, y los lunes y martes tenemos trabajo de comisión», reconoció.

Dijo además que «el trabajo de concejal no se limita solamente al tema de sesiones y al trabajo en comisión. Es full time. En el interior, recibimos todo el tiempo demandas de familias y vecinos por un montón de temas. Lo explicamos y lo entendían los demás concejales. Todo el tiempo, al ser un pueblo chico, tenés gente en tu casa planteándote distintas problemáticas, y esto se debe a que no hay un lugar para desempeñar nuestra función».

Inclusive, indicó que «se suma a esto el problema de tener que trasladarnos hasta acá. Se complica por no tener las condiciones. No podemos encuadrar nuestra función en ningún lugar específico».

«Es importante que el interior siga teniendo participación en el Concejo, pero nos vemos muy limitados, y es muy difícil remarla. Son muy escasos los recursos. En el imaginario de la gente está el hecho de que nosotros cobramos fortuna y no es así. Mi dieta, que incluye la antigüedad que tengo al ser personal municipal con 19 años, es de 300 mil pesos en todo concepto», continuó.

Afirmó luego que un cambio de cubiertas «fue lo que hizo que tenga que replantearme esto. Están por las nubes. El vehículo, al tenerlo, si se te descompone o se te rompen cosas, seguís ajustado».

«Es importante empezar a replantearse esta dinámica del Concejo Deliberante. La participación de la gente del interior también lo es, porque los pueblos están re contra olvidados en algunos aspectos», cerró.

Compartir